He expuesto casos clínicos en la página lidiayavich.com y en varios grupos. Algunos de ellos con rehabilitación y ortodoncia tridimensional, siempre después del tratamiento de la ATM (articulación temporomandibular).

En esta publicación no mostraré la secuencia completa del paciente. Tengo la intención de mostrar la mejora en el señal del CÓNDILO MEDULAR que presentó osteonecrosis.

La anamnesis y el examen clínico son una parte fundamental del diagnóstico de pacientes con patología de ATM.

Las imágenes son primordiales cuando se estudia cualquier articulación sinovial. Desafortunadamente, veo pacientes con información valiosa en sus imágenes a quienes se les ha dicho que los cambios son solo hallazgos ocasionales.

La resonancia magnética nuclear (RNM) puede proporcionar mucha información y no solo la posición del disco. Por supuesto, es necesario saber qué hacer con esta información.

La osteonecrosis de la cabeza de la mandíbula corresponde a la muerte del tejido óseo, también llamada necrosis avascular.

El cambio en la médula ósea del cóndilo mandibular es una posible fuente de dolor de la ATM.

01

La necrosis avascular en la fase aguda, solo puede diagnosticarse mediante resonancia magnética o biopsia.

El diagnóstico diferencial del cambio en la intensidad de la señal del cóndilo mandibular comienza con el conocimiento de las características normales de la señal medular.

El cóndilo mandibular también presenta una grave irregularidad en su polo superior, con pérdida de sustancia, pero en este post quiero analizar la señal de la médula ósea. Lógicamente, en un diagnóstico tenemos que tener en cuenta toda la información.

-1

La necrosis avascular ocurre cuando el flujo sanguíneo a un hueso se interrumpe o se reduce. Puede ser causada por varias afecciones, como daño articular o óseo, presión dentro del hueso y otras afecciones médicas.

El cóndilo afectado por la necrosis avascular muestra baja señal en las imágenes ponderadas en T1 como resultado de cambios edematosos en el hueso trabecular.

2

El diagnóstico diferencial de derrames en la ATM tiene un amplio espectro, como los derrames en otras articulaciones en otras regiones del esqueleto.

La resonancia magnética nuclear (RNM) puede proporcionarnos mucha información y no solo la posición del disco. En este caso, el PACIENTE NO TIENE DISCO ARTICULAR.

2AA

La misma sección sagital del cóndilo en T1 y T2. Imagen A que muestra osteonecrosis de la cabeza de la mandíbula e imagen C que muestra el derrame articular.

La paciente se quejó de dolor intenso de ATM, dolor de cabeza y dolor en la parte posterior del cuello.

La paciente tiene antecedentes de traumatismos graves en la mandíbula en la adolescencia. Padeció de fiebre reumática en la infancia.

Remitimos a la paciente a un reumatólogo, y en ese momento no mostró resultados positivos para la enfermedad inflamatoria sistémica.

Los músculos masticatorios de la paciente fueron desprogramados electrónicamente y se construyó un DIO (dispositivo intraoral) en una posición neuromuscular fisiológica. En otras publicaciones mencionamos los métodos kineciográficos computarizados utilizados.

2A

Comparando imágenes ponderadas en T1: A (antes del tratamiento) y B (después del tratamiento): podemos ver la mejora y la recuperación de la señal de la médula espinal. Mejora de la cortical superior de la cabeza mandibular.

El diagnóstico diferencial y la condición sistémica del paciente deben considerarse para el pronóstico del caso.

2B

Comparación de imágenes ponderadas en T2: C (antes del tratamiento) y D (después del tratamiento). En la primera imagen (C) la señal inflamatoria es clara y en la otra imagen (D) la remisión del derrame.

Sem Título-1

Comparando las imágenes ponderadas en T1 (A y B), donde podemos ver la mejora y recuperación de la señal medular y la cortical superior de la cabeza mandibular. En T2 (C y D) la señal inflamatoria es clara (en C) y en la otra (D) la remisión del derrame.

 

Sem Título-6

Un año después de la segunda imagen, se solicitó un nuevo control y los resultados fueron aún mejores.

En este caso, decidí NO pasar a una segunda fase. El diagnóstico es esencial para cada caso. La odontología necesita comprender cómo lo hace la medicina, que tenemos limitaciones y si un paciente necesita vivir con un DISPOSITIVO INTRAORAL no es el fin del mundo.

Tenemos pacientes que vivirán con insulina toda su vida, o con otros medicamentos que les salvan la vida o mejoran su calidad.

Por lo tanto, el diagnóstico es esencial y todas las herramientas que pueden ayudarlo a llegar allí son bienvenidas.