To read this publication in English click here.

Cuando dos vértebras adyacentes se han fusionado desde el nacimiento, este conjunto de unidades vertebrales se denomina bloque vertebral congénito.

Embriológicamente es el resultado de un error en el proceso normal de segmentación de las somitas (estructuras segmentadas, formadas a ambos lados del tubo neural) durante el período de diferenciación en las semanas fetales.

Debido a la ausencia de un segmento móvil, las articulaciones libres (no fusionadas) por encima y por debajo del bloque vertebral fusionado sufren más tensión.

También pueden producir una curvatura anormal en la columna.

Comprender la compleja interrelación de los trastornos craneomandibulares requiere una comprensión amplia, no solo de la anatomía y fisiología de la cabeza y el cuello, sino también de la columna vertebral. La columna cervical es el vínculo flexible entre la cabeza y el tronco.

Paciente de sexo masculino que acude a la consulta con quejas de dolor de cabeza, dolor detrás de los ojos, especialmente en el lado derecho y dolor en la ceja derecha.

El paciente describe que cuando pasa las yemas de los dedos de la ceja izquierda hacia el lado derecho, siente dolor, sobre todo cuando llega al centro.

Informa de dolor en ambos hombros.

Se refiere a dolor y crujidos en ambas articulaciones temporomandibulares.

También se queja de experimentar crujidos en las ATMs

Se refiere a una sensación de oídos tapados y tinnitus bilaterales.

El paciente informa que aprieta los dientes todo el día y también menciona bruxismo nocturno.

También se queja de dolor en el cuello y dolor en la columna cervical.

En su historial médico relata un accidente automovilístico cuando tenía 12 años, además sufrió un severo golpe en la boca y mandíbula.

Años después del accidente fue sometido a cirugía en las vértebras L3, L4 y L5 por una hernia de disco.

Imagen de la oclusión habitual del paciente antes del tratamiento, el día de la consulta.

Incisivos fracturados y ausencia del canino superior del lado izquierdo.

En la vista oclusal superior e inferior del paciente antes del tratamiento, es evidente el desgaste de los incisivos inferiores y la fractura de los incisivos centrales superiores.

Radiografía panorámica inicial: podemos observar la ausencia de elementos dentarios 18, 23, 28, 38 y 48. Extensión del seno maxilar en la región de premolares y molares.

Laminografía de las articulaciones temporomandibulares del paciente antes del tratamiento: podemos observar la posición superior y posterior del proceso articular del lado derecho en la cavidad articular y la posición posterior e inferior del proceso articular del lado izquierdo en la cavidad articular cuando la mandíbula está en posición máxima intercuspidación.

En la posición de máxima apertura se observa la angulación anterior de los procesos articulares. El ángulo es más significativo en el lado izquierdo. Aplanamiento de la superficie posterior de los procesos articulares.

Radiografía frontal del paciente antes del tratamiento.

Radiografía lateral junto con la imagen del perfil del paciente, antes del tratamiento.

Radiografía de columna lateral y cervical del paciente antes del tratamiento.

La flecha marca la FUSIÓN DE LAS VERTEBRAS CERVICALES C3 y C4

Cuando dos vértebras adyacentes se han fusionado desde el nacimiento, este conjunto de unidades vertebrales se denomina bloque vertebral congénito.

Embriológicamente es el resultado de un error en el proceso normal de segmentación de las somitas (estructuras segmentadas, formadas a ambos lados del tubo neural) durante el período de diferenciación en las semanas fetales.

Debido a la ausencia de un segmento móvil, las articulaciones libres (no fusionadas) por encima y por debajo del bloque espinal fusionado sufren más estrés,

También pueden producir una curvatura anormal en la columna.

TI MRI: secuencia de cortes sagitales de la ATM izquierda en boca cerrada.

Podemos ver que a pesar de la angulación anterior de los procesos articulares, (por traumatismo  en la primera infancia) el disco se posiciona en la cabeza del cóndilo mandibular. Nótese la conservación de la salud de los elementos blandos, aun así, existe compresión de los elementos retrodiscales en el ángulo de flexión del cuello del cóndilo mandibular.

TI MRI: secuencia de cortes sagitales de la ATM izquierda en boca cerrada.

Podemos ver que a pesar de la angulación anterior de los procesos articulares, (por traumatismo  en la primera infancia) el disco se posiciona en la cabeza del cóndilo mandibular. Nótese la conservación de la salud de los elementos blandos, aun así existe compresión de los elementos retrodiscos en cuanto al ángulo de flexión del cuello del cóndilo mandibular.

TI MRI: secuencia de cortes sagitales de la ATM derecha en boca cerrada.

Podemos ver que a pesar de la angulación anterior de los procesos articulares, (por traumatismo en la primera infancia) el disco se posiciona en la cabeza del cóndilo mandibular. Nótese la conservación de la salud de los elementos blandos, aun así existe compresión de los elementos retrodiscos en cuanto al ángulo de flexión del cuello del cóndilo mandibular.

TI MRI: secuencia de cortes sagitales de la ATM derecha en boca cerrada.

Podemos ver que a pesar de la angulación anterior de los procesos articulares, (por traumatismo en la primera infancia) el disco se posiciona en la cabeza del cóndilo mandibular. Nótese la conservación de la salud de los elementos blandos, aun así existe compresión de los elementos retrodiscos en cuanto al ángulo de flexión del cuello del cóndilo mandibular.

Imagen de resonancia magnética nuclear de la boca abierta izquierda y derecha en TI.

En la posición de máxima apertura se observa mejor la angulación anterior de los procesos articulares. Angulación más significativa en el lado izquierdo.

Imagen de resonancia magnética nuclear de la boca cerrada izquierda y derecha en TI. Sección frontal o coronal en TI.

Registro kinesiográfico inicial: pérdida significativa de velocidad cuando el paciente abre y cierra la boca. No hay coincidencia entre las trayectorias de apertura y cierre en la vista sagital del registro. Registro muy vertical en la vista sagital típica de las sobremordidas.

Para evaluar correctamente la relación maxilomandibular, debemos comenzar a considerar la posición fisiológica del reposo mandibular.

El reposo fisiológico es un concepto aplicable a todos los músculos del cuerpo. La musculatura estomatognática no es una excepción.

Los músculos masticatorios del paciente fueron desprogramados electrónicamente y se registró una nueva posición de reposo neuromuscular fisiológica.

El registro muestra un espacio libre patológico de 11,8 mm y una retroposición de 2 mm.

Recuerde que las angulaciones del cóndilo mandibular, provocadas por traumatismos en la primera infancia, provocan una pérdida del crecimiento vertical y una compresión a nivel del ángulo de flexión del cóndilo mandibular.

Haga clic aquí para leer más sobre el trauma de la primera infancia y las fracturas del tallo verde del cóndilo mandibular

Con estos datos obtenidos tras la desprogramación electrónica mandibular y el registro kinesiográfico, construimos un DIO (dispositivo intraoral) para mantener la posición registrada de forma tridimensional. Este dispositivo debe probarse para medir y evaluar objetivamente al paciente.

Registro kinesiográfico de control del DIO (dispositivo intraoral). Trayectorias neuromusculares coincidentes y espacio libre interoclusal de 2,4 mm

Estos controles DEBEN SER PERIÓDICOS DURANTE LA PRIMERA ETAPA DEL TRATAMIENTO y también durante la SEGUNDA ETAPA DEL TRATAMIENTO.
En las publicaciones de casos clínicos de la PÁGINA DE ESTUDIO E INVESTIGACIÓN DE LA ATM, coloco una selección mínima de la secuencia de registros obtenidos durante el tratamiento.
Es importante recordar que durante el tratamiento neuromuscular fisiológico, el paciente es medido y controlado durante todo el curso.

Esta imagem possuí um atributo alt vazio; O nome do arquivo é 9a-2-rnm.jpg

El paciente tenía problemas con la ubicación tridimensional del cóndilo mandibular.

Si bien estructuralmente los cóndilos mandibulares han sufrido un cambio en el eje de crecimiento por traumatismo en la primera infancia, no presentaban lesiones que impidieran, tras la mejora de la ubicación tridimensional de la mandíbula, el inicio de la SEGUNDA FASE DE TRATAMIENTO.

Esta imagem possuí um atributo alt vazio; O nome do arquivo é 9a-1-rnm.jpg

En este caso clínico, decidí NO solicitar una segunda resonancia magnética nuclear, ya que no era necesario controlar la medular del cóndilo mandibular, ya que no había lesiones ni problemas en el complejo cóndilo y disco articular.

El paciente presentó remisión de los síntomas, lo que nos permitió pasar a la SEGUNDA FASE DE TRATAMIENTO  NEUROMUSCULAR FISIOLÓGICO.

En la imagen superior podemos observar de arriba a abajo:

Oclusión inicial del paciente antes del tratamiento;

Oclusión del paciente con el DIO (dispositivo intraoral);

Inicio de la ortodoncia tridimensional, SIEMPRE CON DIO (dispositivo intraoral) construido en posición neuromuscular fisiológica. Instalación de un expansor superior removible.

Secuencia de imágenes de ortodoncia tridimensional con el expansor y el movimiento del primer premolar superior en el lado izquierdo para la instalación de un implante dental.

Secuencia de imágenes de ortodoncia tridimensional en este caso clínico específico.

Secuencia de imágenes sobre ortodoncia tridimensional en este caso clínico específico e instalación del implante dental, por ausencia del canino superior del lado izquierdo.

Los incisivos superiores fueron rehabilitados con resinas para recuperar la estética y funcionalidad del paciente.

Radiografía panorámica de control: implante colocado durante la ortodoncia tridimensional en el curso de un tratamiento neuromuscular fisiológico.

El DIO (dispositivo intraoral) en posición neuromuscular fisiológica permanece instalado en la boca durante la SEGUNDA FASE.

Los incisivos inferiores fueron rehabilitados con resinas para recuperar la estética y funcionalidad del paciente.

La erupción activa de los sectores posteriores se completó al completar la segunda fase.

En este caso clínico concreto, no se ha documentado la secuencia de erupción activa en imágenes.

Para los lectores que quieran recordar la erupción activa en ortodoncia tridimensional, les recomiendo ingresar a este enlace.

Oclusión del paciente tras tratamiento neuromuscular fisiológico.  Terminada la primera y segunda fase.

Imágenes comparativas de la oclusión del paciente antes y después del tratamiento neuromuscular fisiológico.

Vista oclusal superior e inferior del paciente tras tratamiento neuromuscular fisiológico.

Imágenes comparativas de la vista oclusal superior e inferior del paciente antes y después del tratamiento neuromuscular fisiológico.

Radiografía panorámica tras la primera y segunda fase del tratamiento neuromuscular fisiológico.

Radiografías panorámicas comparativas: antes del tratamiento, durante el tratamiento y después de la finalización de la ortodoncia tridimensional y la rehabilitación neuromuscular fisiológica.

Laminografía del paciente después de la primera y segunda fase del tratamiento neuromuscular fisiológico.

Radiografías laterales comparativas del paciente: antes y después del tratamiento neuromuscular fisiológico.

Radiografía comparativa de columna lateral y cervical del paciente antes de la PRIMERA FASE y al finalizar la ORTODONCIA TRIDIMENSIONAL y REHABILITACIÓN NEUROMUSCULAR FISIOLÓGICA.

En este caso, no podemos cambiar una fusión congénita de las vértebras cervicales, pero si entendemos que existen cadenas miofasciales que conectan la ATM con el resto del cuerpo, entonces podemos, mejorando la ubicación mandibular tridimensional, ayudar a la sistema.

Lógicamente, el sistema es un todo y, dependiendo de cada caso clínico, necesitaremos la colaboración de profesionales especializados en diferentes áreas de la salud.

Imágenes frontales comparativas del paciente: antes y después del tratamiento neuromuscular fisiológico.

Imágenes comparativas de perfil del paciente: antes y después del tratamiento neuromuscular fisiológico.

Testimonio del paciente:

En el pasado, en busca de tratamientos de ortodoncia para mi primer hijo, conocí la Clinica My. En ese momento, mi prioridad era buscar una solución de corregir el problema de la dentición en mi hijo.

Luego de algunas consultas conocí a la Dra. Lidia, quien en nuestra primeras conversaciones y debido a algunas quejas, diagnosticó que yo, mucho más que mi hijo, tenía problemas relacionados con disfunciones en las articulaciones temporomandibulares y necesitaba buscar tratamiento …

En ese momento tenía varios problemas en mis dientes como: desgaste en los dientes inferiores y superiores, dientes superiores desgastados y / o rotos en las puntas, dientes fracturado, ruidos tipo clicks durante la masticación, etc.

También sentía una sensación de dolor en la ceja. justo cuando pasaba la mano por la frente, en realidad era algo muy incómodo y extraño.

Afortunadamente, esto es cosa del pasado, gracias al certero diagnóstico de la Dra. Lidia y al tratamiento, que seguí estrictamente, hoy ya estoy libre de estos males. También me gustaría agradecer al Dr. Luis Daniel por su cuidadoso trabajo durante todo el proceso de tratamiento y la atención y cariño que me brindó todo el equipo de Clinica My.