La distonía es un término que define un grupo de enfermedades caracterizadas por espasmos musculares involuntarios que generan movimientos y posturas anormales de una determinada parte o de todo el cuerpo. La distonía se clasifica como una enfermedad del sistema nervioso. Hay muchos tipos de distonía y muchas enfermedades y afecciones pueden causar distonía.

Distonía focal: afecta solo a una región del cuerpo, como los ojos, el cuello o las manos. Por lo general, se desconoce la etiología. Hay hipótesis que sugieren que los movimientos anormales son el resultado de una disfunción de los ganglios basales (ganglios basales).

La distonía cervical, también llamada tortícolis espasmódica, representa la forma más común de distonía y es responsable de afectar los músculos que sostienen el cuello.

Faz alguns anos que aparelhos orais têm sido fabricados para melhorar certas distonias. Órteses orais podem ajudar em desordens de movimento ao descomprimir terminações do nervo trigêmeo comprimidos pela ATM, reduzindo assim os sinais aferentes aberrantes para o tronco cerebral, que podem estar desencadeando distúrbios de movimento

Una paciente de 55 años acude a la consulta por padecer distonía cervical para izquierda, refiere dolor en hombros con preponderancia del hombro izquierdo, la paciente también refiere dolor en cuello.

Informe de la paciente:

Buenos días Dra. Lidia.

Según lo solicitado, escribo mi historial médico:

Caí alrededor de los cinco años de edad, con un violento golpe en la boca;

La única enfermedad que tuve fue la varicela, cuando tenía 9 años;

Tengo hemocromatosis genética.

Tuve tres partos normales con analgesia;

Usé aparatos ortodónticos cuando tenía 14 años debido a los caninos que sobresalían;

Extracción de las 4 muelas del juicio a los 21 años, estaban acostadas;

El año pasado usé aparatos ortodónticos para descruzar la mordida;

En cuanto a la distonía: empecé a notarla hace unos 7 años. Inicialmente, la cabeza tiraba muy poco y lentamente, realmente comenzó a empeorar después de un par de años.

Consulté a varios neurólogos, todos los cuales recomendaron Botox.

Hice cuatro intentos de aplicación, sin resultado.

Hago Pilates con fisioterapeuta.

Además, no recuerdo nada más que pueda ser relevante.

Un abrazo.

La paciente refiere crepitaciones en ambas articulaciones temporomandibulares.

Reporta sonidos extraños en el oído derecho.

En su búsqueda de tratamientos consultó a neurólogos, acupunturistas, fisioterapeutas y osteópatas.

Oclusión habitual de la paciente el día de su primera cita.

Vista oclusal superior e inferior de la paciente.

Nótese el desgaste incisal de los incisivos inferiores.

Registro electromiográfico inicial con la paciente en oclusión habitual.

Actividad muy baja en la máxima intercuspidación, los maseteros y temporales anteriores no pueden generar trabajo.

Actividad muy alta del esternocleidomastoideo derecho (recuerde que la paciente tiene distonía para izquierda). El esternocleidomastoideo no debe mostrar actividad en la intercuspidación máxima.

Alta actividad de ambos digástricos. Tampoco deben activarse en máxima intercuspidación.

Radiografía panorámica inicial de la paciente al inicio del tratamiento.

Aunque esta no es una radiografía para evaluar las articulaciones temporomandibulares, se puede ver la faceta del cóndilo izquierdo.

Radiografía lateral y de columna cervical de la paciente antes del tratamiento.

Nótese la torsión del cuello, que no permite una radiografía lateral en posición.

Un corte de resonancia magnética en la oclusión habitual de la paciente antes del tratamiento.

 Obsérvese la erosión posterior de ambas cabezas de la mandíbula, las facetas superiores en ambas cabezas mandibulares y la importante compresión retrodiscal en la ATM izquierda.

Modificación del eje de crecimiento del cóndilo mandibular.

Tomografía computarizada de la paciente antes del tratamiento. Reconstrucción multiplanar.

ATM izquierda, erosión posterior, faceta superior, en sección sagital.

En el corte frontal, pérdida del espacio lateral externo.

Modificación del eje de crecimiento del cóndilo mandibular.

Tomografía computarizada de la paciente antes del tratamiento. Reconstrucción multiplanar.

Retroposición de la ATM derecha de la cabeza mandibular.

Modificación del eje de crecimiento del cóndilo mandibular.

Oclusión de la paciente con el DIO instalado.

EN MUCHOS PACIENTES DISTÓNICOS, NO PODEMOS UTILIZAR UNA CINECIOGRAFÍA COMPUTERIZADA POR ROTACIÓN DE LA CABEZA, LO QUE HACE QUE ESTE REGISTRO SEA MUY DIFÍCIL.

En este paciente pudimos utilizar el cineciógrafo después de mucho tiempo y varias ortesis.

La ortesis parece demasiado alta, pero el paciente tiene un sellado labial adecuado.

Comparación de valores en los problemas esqueléticos de la paciente con distonía cervical en oclusión habitual y con el dispositivo colocado en boca.

Con la ortesis colocada el valor de la altura facial inferior está dentro de la norma y la convexidad del punto A ha mejorado.

En la oclusión habitual, la altura facial inferior está muy por debajo de la norma.

Registro electromiográfico con el DIO (dispositivo intraoral) instalado.

Se observa una mejora en la actividad de los maseteros y de los temporales  anteriores.

Serie de imágenes frontales comparativas durante el tratamiento.

Imágenes frontales comparativas de la paciente en la primera visita y durante el tratamiento.

Imágenes comparativas de espalda de la paciente en la primera visita y durante el tratamiento.

Imágenes comparativas del perfil izquierdo de la paciente en la primera visita y durante el tratamiento.

Imágenes comparativas del perfil derecho  de la paciente en la primera visita y durante el tratamiento.

Radiografías comparativas laterales  y  de columna cervical de la paciente antes en oclusión habitual y durante el tratamiento con el dispositivo colocado.

Tomografía computarizada de la paciente en el control del tratamiento. Reconstrucción multiplanar.

ATM izquierda, remodelación positiva de la erosión posterior, mejoría de la compresión retrodiscal y faceta superior.

Tomografía computarizada del paciente en el control del tratamiento. Reconstrucción multiplanar.

ATM derecha, remodelación positiva de  la erosión posterior, mejoría de la compresión retrodiscal y faceta superior.

Registros electromiográficos comparativos en oclusión habitual y con el DIO (dispositivo intraoral) instalado.

Testimonio del paciente:

Comencé a notar los síntomas de la distonía en 2010. Inicialmente, un leve temblor que evolucionó hacia movimientos involuntarios de la cabeza, tirando hacia el lado izquierdo.


Inmediatamente comencé a hacer Pilates con un fisioterapeuta. Esto, creo, fue fundamental para no tener un gran deterioro postural.


Hubo varias consultas con ortopedistas, neurólogos, un psicólogo, tres o cuatro intentos de aplicaciones de botox, sin mejoría.


A mediados de 2017, “descubrí” a la Dra. Lidia a través del grupo de distonía en las redes sociales. Me puse en contacto y por primera vez sentí que alguien realmente se tomaba esta enfermedad en serio y con interés.


Después de los exámenes por imágenes, descubrió que podría estar indicada una ortesis para mi caso.


Ella siempre tuvo muy claro que no había garantía de mejora o curación, pero con su conocimiento, estudio y dedicación, he mostrado una mejora significativa.


Con el uso frecuente de la órtesis, ahora puedo sostener mi cabeza sin tener que sostenerla en mis manos. También con la orientación e indicación de la Dra. Lidia, además de pilates, que nunca paré, hago un seguimiento con un osteópata, también imprescindible para relajar y estirar los músculos.